Sócrates: el maestro de Grecia

Sócrates fue un filósofo griego cuya forma de pensar, su carácter y su profundo análisis son una influencia importante en la filosofía moderna. En su época, fue muy controvertido, lo que lo llevó a que muchas personas se burlaran. O no estuvieran de acuerdo con su forma de pensar. A pesar de esto, en la actualidad se le hace referencia como Sócrates: el maestro de Grecia.

Un poco de su historia

Este personaje fue una de las tres grandes figuras del antiguo período de la filosofía occidental que vivió en Atenas en el siglo V a.C. Una figura legendaria, incluso en su propio tiempo, fue admirado por sus seguidores como Platón y Jefononte, por su integridad, su autodominio, su profunda perspicacia filosófica y su gran habilidad argumentativa.

Sócrates: el maestro de Grecia, fue el primer filósofo griego que exploró seriamente las cuestiones éticas. Su influencia en el curso posterior de la filosofía antigua fue tan grande que los filósofos de orientación cosmológica,que generalmente lo precedieron, son convencionalmente llamados “pre-socráticos”.

Enseñanzas de Sócrates

Él enseñó a no enseñar nada, sino limitarse a buscar respuestas a las urgentes preguntas humanas como: ¿Qué es la virtud?, ¿Qué es la justicia?; y ayudar a los demás a realizar lo mismo. Su estilo de filosofar consistía en entablar conversaciones públicas sobre alguna excelencia humana y, mediante un hábil interrogatorio, demostrar que sus interlocutores no sabían de qué hablaban.

A pesar de los resultados negativos de estos encuentros, Sócrates tenía algunas opiniones positivas amplias. Entre ellas, que la virtud es una forma de conocimiento y que el “cuidado del alma”, es la obligación humana más importante.

Muerte de Sócrates

En vida nunca fue querido y su nunca fue tomada en consideración en Atenas principalmente. Avergonzaba a las personas que participaban en sus argumentos abiertos, haciéndoles parecer ignorante. También era un crítico abierto de la democracia, que los atenienses apreciaban, y estaba asociado con algunos miembros de los Treinta Tiranos, que derrocaron brevemente el gobierno democrático de Atenas.

Se puede decir que fue culpable de los delitos de los que se le acusó, impiedad y corrupción de la juventud, porque rechazó los dioses de la ciudad e inspiró falta de respeto a la autoridad entre sus jóvenes seguidores. Finalmente fue declarado culpable en un juicio y acabó muriendo envenenado.

Sócrates, al no tener sus enseñanzas o creencias por escrito, hizo que sus seguidores se inspiraran en su trabajo. Ellos realizaran los escritos relacionados con las enseñanzas, argumentos e intervenciones que les dejó durante sus años de aprendizaje.

Sin duda, Sócrates fue el maestro de Grecia al despertar el impulso de responder preguntas que son de interés para la vida humana y también el cuidado del ser humano y su alma.

Deja un comentario